Tristan Vukcevic: “Ha tenido usted un jugador de baloncesto”

Ala-pívot de 2,07 m. hábil en el perímetro y con amplio rango de tiro

“Ha tenido usted un jugador de baloncesto” debieron ser las primeras palabras que escuchó una reciente madre el 11 de marzo de 2003. El nombre de ese niño de pasaporte serbio y griego fue Tristan Vukcevic y 15 años después de aquel momento ha llegado al Cadete A del Real Madrid para comenzar una etapa que se presenta tremendamente ilusionante y duradera.

Por sus características físicas y técnicas deben saber desde hace mucho que su futuro estaba en el baloncesto, por su ascendencia más aún. Su padre es Dusan Vukcevic, alero tirador que ha tenido una amplia carrera en el baloncesto europeo. Jugó cuatro años en Olympiacos al poco de comenzar su carrera y pasó varios años en Italia, coincidió entonces con el nacimiento de Tristan, cuando jugaba en el Montepaschi Siena. Se retiró en 2012 en el Scaligera Verona. Además, pudo disputar el Campeonato de Europa en 2003 en Suecia con Serbia y Montenegro.

Pero a Dusan no solo le recordamos por su estancia en dichos clubes, principalmente su nombre nos resulta familiar porque en la temporada 2001/02 jugó en el Real Madrid de Sergio Scariolo aunque, a pesar de no hacer malos números, solo estuvo aquel año.

 
Fuente: endesabasketlover.com // serbiahoop.com

El día de su presentación con el equipo blanco dejó la típica frase que verbaliza cada jugador en su primera aparición, pero parece que él no solo lo dijo, sino que también lo pensaba: “Llego al mejor equipo de Europa y todos los grandes jugadores quieren ir al Real Madrid”. Más allá de que su etapa en el club no fuera exitosa, Dusan ha debido ser fundamental para decidir que lo mejor para la formación de su hijo es Madrid.

Tristan Vukcevic ha llegado al cadete de segundo año de La Fábrica tras jugar con el Olympiacos, donde se convirtió en un destacado jugador, lo que le ha permitido ser convocado con las categorías inferiores de Serbia y estar en Belgrado en el partido Adidas U16 All Star Game, que se jugó durante el fin de semana de la Final Four de la Euroliga que levantaron Felipe Reyes y Sergio Llull este mismo año.

Una vez que conocemos mejor la historia del serbio, vamos a estudiar cada uno de sus movimientos en la cancha.

Tristan Vukcevic es un ala-pívot de 83,8 kilogramos y 2,07 metros de altura, según la web del club. Ambos datos son fundamentales en su baloncesto. Su estatura, con solo 15 años, está lejos de lo habitual y no es descartable que crezca unos centímetros más, lo cual le acerca mucho al aro. Su peso es bastante bajo comparado con su altura, es un jugador muy delgado y rápido, lo cual le aleja del aro.

Cuenta con muchos recursos para anotar, cerca del aro puede jugar perfectamente al poste bajo ante cualquier rival de su edad y, aunque supera a la mayoría en altura, no se impone normalmente por físico sino por calidad en la definición, con opciones de terminar la jugada con ambas manos.

Fuente: sport24.gr

Le gusta jugar lejos de la canasta ya que es un gran tirador de media y larga distancia, como su padre, y tiene muy buen manejo de balón. Además, destaca su buena capacidad para pasar a una o dos manos y penetra con mucha soltura a canasta gracias a su velocidad, a pesar de su altura.

En la faceta defensiva es donde encuentra su pequeño lunar, es un jugador algo pasivo en su campo, permitiendo en ocasiones que el rival penetre sin demasiada dificultad; le falta aún esa dureza que da la experiencia y la edad. A pesar de esto podemos verle taponar en casi todos sus partidos y atrapar multitud de rebotes, gracias a su altura.

Para encontrar un jugador semejante en el que podamos reflejar a Vukcevic no hay que irse demasiado lejos: Nikola Mirotic. Jugador alto, rápido, de mucha clase y con tiro exterior.

En resumen, Tristan Vukcevic es un talento natural con un físico privilegiado que reúne las condiciones necesarias para ser un jugador al que el baloncesto europeo se le pueda quedar incluso pequeño. Todavía tiene dos años y medio por delante para pulir aspectos que hagan de él un jugador válido para tener muchos minutos con el primer equipo en cuanto termine su etapa de formación.

Tenedlo claro, el 11 de marzo de 2003 no nació solo un niño, nació un jugador de baloncesto.

 

Trayectoria de Tristan Vukcevic:
  • Olympiacos CB (2016-18)
  • Cadete A (2018- )

 

@carlosd_mejias

Deja un comentario