El Trencilla | Villarreal 2-2 Real Madrid

Liga Santander, Jornada 17: Villarreal CF 2 – Real Madrid 2

Volvemos a una nueva jornada liguera, se disputaba el partido aplazado por la celebración del Mundial de Clubes, donde el Real Madrid se proclamó, por tercera vez consecutiva, campeón del mundo. Quizás por eso se esperaba mucho más del equipo blanco, que se enfrentaba contra un equipo en horas bajas situado en descenso.

Como viene siendo habitual, en este artículo analizamos brevemente el partido además de la actuación arbitral; porque siempre se critica a los árbitros y pocas veces se compara con la actuación de los equipos. En este caso, en la primera parte me gustó bastante el Real Madrid, salvo Marcelo que defensivamente es un desastre, y la segunda fue simplemente desoladora, un equipo a merced del que, repito, ocupaba el puesto 17 de la clasificación. Buscando el final del partido con el 1-2 y sin un goleador que sepa cerrar un resultado. El nivel de este equipo con otros de su misma categoría es este, puede ganar, empatar o perder pero nunca es superior a su rival.


Vamos con nuestro colegiado, Pablo González Fuertes, de 38 años, encara su segunda temporada en la máxima categoría. El asturiano no es ni mucho menos un árbitro con experiencia y en este partido tuvo varios errores que hicieron que su actuación no fuese del todo buena.

Pablo González Fuertes árbitro
Imagen: Agencias

Realmente estuvo acertado en la mayoría de las faltas señaladas, algunos errores normales que comenten todos los árbitros en la mayoría de partidos en zonas sin influencia. Pero empezó el encuentro con regalos navideños, como la clara tarjeta perdonada a Víctor Ruiz por un derribo por detrás a Benzema en el minuto 8.

El resto de amonestaciones, aunque fueron acertadas, vienen con error. Casemiro la ve en el minuto 41 y, aunque es clara, viene de una falta sobre Lucas Vázquez que no señala. Y en el min. 45 amonesta a Álvaro también por un claro derribo, pero viene precedida de la acción más polemica del partido, el derribo de Ramos sobre Samu del que hablaremos más adelante.

Las otras dos amonestaciones, Ramos en el 88´ y Costa en el 89´ fueron bien señaladas. También pudo amonestar a Fornals en el minuto 50 por dejarse caer descaradamente en el área simulando penalti en una acción muy exagerada, y que deben de ser castigadas por intentar engañar al arbitro.


Como aciertos, podemos hablar del gol anulado a Modric por fuera de juego, min. 32, que fue bastante claro y la no señalización de dos penaltis que reclamaron ambos equipos, uno sobre Álvaro en el min. 60 por supuesto empujón de Carvajal y otro sobre Ramos en el minuto 67, que cae también en el área pero no hay nada en ninguna de las dos acciones.


Antes de la acción polémica del partido hablamos de un nuevo error, esta vez al señalar fuera de juego a Karim Benzema en el min. 76 cuando partía en clara posición correcta. Nunca se sabe cuándo van a dejar continuar la jugada y cuándo no. Esta ocasión, aunque lejos del atea, podría haber sido peligrosa, puesto que le había ganado la espalda a la defensa y podría plantarse con clara ventaja en el área… parece que no hubo dudas en detener el juego.


Y por fin vamos con la polémica, corría el minuto 44 cuando el fabuloso futbolista del Villarreal Samu se mete en el área y es derribado por Ramos, que no toca el balón y sí el tobillo del rival, al que llega a pisar. Para mí es penalti claro, entiendo que puedan haber distintos puntos de vista, unos dirán que sí y otros que no. Lo que no puedo entender es que el VAR no entre, que el colegiado no acuda a ver la jugada a la TV y que todo se deje a la interpretación. Para mí una zancadilla no tiene interpretación… o es o no es, así de simple, el VAR sigue de vacaciones navideñas y cada jornada que pasa pierde más credibilidad. Si las manos son interpretativas, las zancadillas también, las rojas que convierten en amarillas… si todo es interpretación… ¿para qué tenemos una TV en el terreno de juego? Está claro que hay derribo, pues el árbitro que se acerque, lo vea y luego diga lo que quiera, pero con la forma de ayer no cambia nada en el fútbol.


Debido a todas estas jugadas y resaltando el penalti no pitado, el arbitraje baja muchos puntos. No puedo aprobar un arbitraje donde hay una jugada que se niega a revisar y donde la mayoría de tarjetas señaladas vienen de malas decisiones anteriores, para mí no debe pasar de un 3 su puntuación. Yo, al contrario del árbitro, no estoy para regalos de Navidad.

Fdo. Crítico Arbitral, @criticoarbitral

Crítico Arbitral
Fuente: Agencias

Deja un comentario