Crónica | Real Madrid 3-2 Levante. Series de Amazon

Sábado a las 13 horas, horario extraño para un partido de futbol, esa hora invita casi más a un aperitivo mientras ves el último capitulo de la serie a la que te has enganchado, justo antes de comer, pero ayer tocaba ver y apoyar al Real Madrid aunque realmente el partido no distó mucho de una serie de moda.

Los primeros quince minutos fueron como esas series de thriller psicológicos que nadie entiende, ni arrancábamos para adelante ni éramos contundentes atrás, no éramos capaces de encontrar a un centro campista que moviera al equipo ni de lanzar una contra fulgurante que hiciera al Levante retroceder, vamos que como pasa en ese tipo de series, no hay quien lo entienda.

A partir de ahí, la serie dio un giro hacia una de héroes, de esos que no les hacen falta capa ni armadura, James y Benzema decidieron que ya estaba bien de especular y se pusieron el mono de trabajo, el cafetero dirigiendo y el francés haciendo lo que mejor sabe hacer, marcar. El primer gol llega después del primer centro bueno, desde el que supuso la chilena de Cristiano en Turín, de un Carvajal que fue de más a menos durante el encuentro y que Karim cabecea a la red.  El segundo con un pase magistral de James que amaga con el disparo pero cede al nueve para que perfore de nuevo la red desde el punto de penalti. Y para terminar la cuenta goleadora, una internada de Vinicius por la derecha que con el pase de la muerte asiste a Casemiro para que cierre la cuenta.

En el descanso la afición estaba confusa, no sabía si desatar la alegría, ser prudentes porque el rival no dejaba de ser el Levante por muy bien que haya empezado la temporada o empezar a meter dinero al empate a tres al final del partido.

Bueno pues digno de una serie de terror, los peores presagios se hicieron realidad, infinidad de ocasiones no finalizadas, convirtiendo una vez más al portero visitante en internacional absoluto, dos goles concedidos por una pasividad y una desconexión propia del primer bolo veraniego y una afición que vuelve por sus fueros con los conciertos de viento. 

En el primer gol, Ramos decide que no es buena idea seguir a Mayoral que recibe dentro del área y fusila al palo corto a Courtois, no celebró el gol Borjita, honores para un chico que ha vivido once años en el Real Madrid. El segundo porque en un centro lateral, Carvajal elige al más alto para cubrir, ya se debatirá si eso es culpa suya, y no contento con eso, también elige defenderle con la espalda, no había visto un súper poder tal, desde los disparos que Casilas desviaba al palo con la mirada.

De ahí en adelante, el equipo supo dormir el partido los últimos minutos y cerrar una victoria merecida pero sufrida. Tres puntos que se quedan en el casillero blanco que cobran más valor con la derrota del Atleti.

Juzguen ustedes mismos, pero visto lo visto hasta ahora en este inicio de temporada o Sergio Ramos se pone las pilas y se centra en el futbol más que en su carrera en la pantalla o los partidos del Madrid se convertirán en una tragicomedia. 

Deja un comentario