Radiografía Madridista | Sergio Ramos

La temporada para el capitán del Real Madrid empezó varias semanas después que para algunos de sus compañeros a consecuencia del Mundial de Rusia 2018. A pesar de ello, Sergio Ramos inició su cuarta temporada con el brazalete del conjunto blanco de la mejor manera posible. No cabe duda de que Julen Lopetegui era uno de los candidatos que prefería Ramos para el banquillo de su equipo y, además, en el primer partido oficial de la temporada, pese a la derrota del equipo, el camero anotó un gol en otra final europea.

El inicio de Liga para Sergio fue casi perfecto, logró el mejor arranque goleador de su carrera deportiva con dos goles en las primeras tres jornadas. Además de ello, estuvo fantástico en las labores defensivas y el equipo se marchó al parón con pleno de victorias.

A la vuelta del parón todo cambio. Sergio, como el resto del equipo, bajó el pistón. A nivel individual parecía como si le faltase algo de intensidad, algo impropio en él. Un dato bastante significativo es que el central del Real Madrid no vió una cartulina amarilla hasta la jornada número 7, en el derbi frente al Atlético de Madrid, y ya no volvería a ver otra hasta la jornada 17. A pesar de ello, era el único capaz de arrancar algo de orgullo al equipo y, con sus galones, logró levantar al equipo de una racha de malos resultados que acabaron con Lopetegui fuera del banquillo blanco.

En lo que se respecta a la Champions, nada nuevo bajo el sol que diría alguno. Sergio es, muy posiblemente, el mejor defensa de la historia de la competición. Y lo es, no solo por lo que hace a nivel particular, sino por lo que transmite al colectivo. Ocho partidos del Real Madrid en Europa esta temporada, tres derrotas y, en las tres, una constante: el capitán no entró en la convocatoria por una u otra cuestión. Pero no todo van a ser elogios, forzar la cartulina amarilla en Holanda no parecía mala idea. Lo que no tiene explicación es que, en un error más propio de un niño de primaria que de un jugador con un palmarés como el de Sergio, reconociera abiertamente que la forzó. Más aún cuando venimos de que Carvajal el año pasado tuviera dos partidos de sanción por el mismo motivo. Para desfase total, tuvo un compromiso con una conocida firma y se prestó a grabarse un documental en medio del mayor drama del equipo estos últimos años, una broma, vaya. ¿Qué hubiera pasado con él en el verde el pasado martes? No lo sabemos, pero igual hubiéramos estado en el sorteo del viernes… ¿quién sabe?

Para concluir, creo sinceramente que Sergio Ramos es de lo poco salvable esta temporada. En lo futbolístico recordar que estamos ante su año más goleador (si bien es cierto que este año es el primer lanzador de penaltis del equipo): suma 11 goles entre todas las competiciones y, además, un año en el que sí ha liderado la defensa de los blancos. En cuanto a la capitanía poco que añadir. Podrá ganar, perder o empatar que siempre da la cara. En su Twitter personal, en una “autoentrevista” ha repasado la actualidad sin miedo a nada. Ojalá la rueda de prensa de Holanda sirva para que ninguno de los nuestros vuelva a caer en un error tan infantil como ese.

@CarlosJara97

Deja un comentario