Previa | Real Madrid – Celta

Como si nada hubiera cambiado, como si estos nueve meses el tiempo se hubiera detenido alrededor de Valdebebas y hoy fuese el día siguiente de la marcha de Zidane y ese día nunca hubiera existido. Como si la plantilla que fue capaz de cambiar el mundo del fútbol, levantando tres Champions League seguidas, siguiera caminando con paso firme, como si del propio Bucéfalo se tratase hacia otra temporada exitosa. Como si durante estos meses, la plantilla que completó una de las épocas más gloriosas del club no hubiera jugado a autodestruirse.

Porque esto es el Real Madrid, capaz de pasar de cero a cien en un segundo, capaz de querer vender hasta el estadio, cubierta retráctil incluida, y al día siguiente pensar que se pueden recortar los doce puntos que nos separan del líder en las once jornadas que nos quedan con tan solo ver esa cabeza despoblada de pelo en el banquillo.

Y así se presenta Zidane en casa, su casa, ante su segunda etapa al frente del que es el equipo de sus amores, dispuesto a hacer lo que haga falta para devolver al Madrid, su Madrid, a donde se merece. Debuta ante el Celta, curiosamente, el último rival al que se enfrentó a los mandos de la nave blanca en el Bernabéu. Para su redebut se lleva convocados a diecinueve jugadores, entre los que se encuentran Marcelo e Isco, que seguro serán mirados con lupa. Zidane, que no reveló quien estará bajo palos, ni dio pistas del once, podría formar con Courtois, Odriozola, Ramos, Varane, Reguilón, Ceballos, Kroos, Modric, Valverde, Bale y Benzema. Renunciando así al clásico 4-3-3 y apostando por un sistema 4-4-2 donde tendría cabida Isco y Marcelo podría estar más arropado.

Los de Escribá por su parte llegan con las bajas de Aspas por lesión y Hugo Mallo por sanción, además de Radoja, Olaza y Emre Mor, que se quedan fuera de la lista. Los celtiñas necesitan los tres puntos como el respirar para poder mantener las opciones de salvación, siendo una jornada propicia por los duelos directos entre Villarreal y Rayo, rivales directos en esa zona caliente de la tabla.

A las 16:15 dará igual lo que este pasando en el mundo, porque el planeta se detendrá a mirar al banquillo local del Bernabéu. A las 16:15 los jugadores tendrán que demostrar a Zidane que no se equivoca con su vuelta. A las 16:15 vuelve el mejor equipo del mundo, vuelve el Real Madrid.

@HCFanego

Deja un comentario