Previa | Real Madrid – FC Barcelona

Llega a sus hogares la llamada “Madre de todas las batallas”, y ahora debería ser en 3D; pero un 3D de esos que te duele si en la película te pegan. Porque no sé a vosotros, pero a mí me duele cada golpe que recibimos desde la vecina Barcelona.

Hay gente que a estos partidos les llama “el clásico” y en cierto modo es verdad, porque lo que se está convirtiendo en un clásico es la guerra psicológica a la que se nos somete desde Camp Barça y que parece que no sabemos contestar; es como si todas esas artimañas nos noquearan dejándonos cerca de besar la lona, incluso antes de empezar el partido.

En esta ocasión no solo han recurrido a su “adalid” Gerard Piqué, que fiel a su cita con los micros, ya dejó en el aire que nos gusta mucho llorar de arbitrajes y que salimos beneficiados del Wanda Metropolitano. Es cuanto menos curioso que Gerard no se prodigue tanto en las ondas cuando es su equipo el que sale beneficiado, o si no, que le pregunten al Valladolid… Como decía, en esta ocasión la maquinaria culé está a pleno rendimiento, han sacado las herramientas audiovisuales y han preparado un vídeo para recordar que en la última década las visitas al Santiago Bernabéu se les han dado especialmente bien. Y no les falta razón, ya que de las últimas visitas ligueras los blaugranas se llevaron el gato al agua en siete ocasiones.

En esta ocasión nos visitan con la necesidad de hacer un gol como mínimo, ya que el resultado de la ida les obliga a no dejar la portería de Keylor a cero. No podrán contar con Arthur, lesionado, pero sí cuentan con un Messi que llega exultante tras su gran partido en el Pizjuán. Suárez hizo sonar alguna alarma, tras subir una fotografía a las redes sociales donde se le veía con un aparatoso vendaje con hielos en su rodilla y cuentan con una ventaja considerable en Liga como para poder centrar sus esfuerzos en este partido.

Nosotros estamos velando armas con toda la plantilla disponible a excepción de Marcos Llorente, que sigue con su proceso de recuperación. Venimos de dos partidos un poco decepcionantes en lo que al juego y resultado se refiere, pero esto es el Real Madrid y si hay algo que no nos cansaremos de repetir es que no se nos puede dar por muertos. El bueno de Vinícius con sus dieciocho años declaró tras el partido de Levante que no le asusta Messi, ¿Por qué iba a dárnoslo a nosotros? Saltaremos al campo con nuestro once de gala, no existe el miedo para el Real Madrid. Salvo el cambio de Keylor bajo palos, los demás presumiblemente serán los titulares: Carvajal, Ramos, Varane, Reguilón, Modric, Kroos, Casemiro, Vinícius, Benzema y Lucas Vázquez.

Forremos el vestuario con las declaraciones de Piqué, repartamos panfletos con sus palabras a cada una de las ochenta y una mil almas que abarrotaran el estadio, que no se les olvide quien es el enemigo. Pongamos en bucle el vídeo promocional de las victorias del Barça en nuestra casa desde tres horas antes de empezar el partido, bebamos, comamos, gritemos, cantemos, pero juntos; tan juntos que tu voz no se distinga de la de tus compañeros. Hagamos del Bernabéu el estadio que don Santiago hubiera querido, porque señores, como dijo José Mourinho, el señorío es morir en el campo y si tenemos que morir en la madre de todas las batallas, qué mejor manera que hacerlo al lado de ochenta y un mil hermanos.

@HCFanego

Deja un comentario