Nikolás Cebrián | El dueño del perímetro

Base-escolta anotador, pasador y defensor

Nikolás Cebrián nació en Madrid hace poco más de 15 años, concretamente el 6 de septiembre del año 2004. Actualmente pertenece al Cadete A del Real Madrid, siendo una de las principales referencias de su equipo gracias a su evidente talento y al carácter competitivo del que sabe lo que significa jugar con el escudo del Madrid en el pecho.

El base-escolta madrileño empezó a jugar al baloncesto muy pronto y destacó en el Real Canoe desde preinfantiles. Por ello el Real Madrid le incorporó a su cantera en cuanto pudo, en el año 2016, reclutándole para formar parte del Infantil B.

Tras una primera temporada de aprendizaje, llegaba un año importante en el que la Minicopa en el mes de febrero se establecía como el principal objetivo, pero antes tuvo la oportunidad de disputar con la selección de la Comunidad de Madrid el Campeonato de España Infantil 2018, donde su equipo se proclamó campeón del torneo.

El reto de la temporada lo pasaron tanto él como su equipo con muy buena nota. El Real Madrid revalidaba el título de la Minicopa y Cebrián hacía sus deberes promediando 6,3 puntos, 2 rebotes y 3,5 asistencias en 24 minutos por partido, a lo que sumó un trabajo defensivo que siempre ha sido parte de su estilo de juego.

Fuente: realmadrid.com

Por último, su etapa como infantil la culminaba alzando el Campeonato de España Infantil con el Real Madrid, jugando muchos minutos y convirtiéndose en uno de los máximos asistentes. Llegaba el verano, pero no el descanso…

La selección española U14 disputaba el Torneo BAM en L´Alquería de Valencia y ahí estaba Niko. Suyos fueron 5,8 puntos, 3 rebotes y 4,2 asistencias durante el torneo, destacando en este último apartado, pues fue el mejor asistente del campeonato.

En la temporada 18/19 pudimos ver un nuevo paso adelante en su carrera. Compartió partidos con los cadetes de primer y segundo año, siendo uno de los grandes ejes de su equipo en el conjunto de su edad y un gran complemento jugando con los mayores. Tanto es así que se convirtió en uno de los fijos del Cadete A, llegando a jugar el Campeonato de España que, por cierto, han adivinado, también ganó el Madrid.

La nueva temporada acaba de comenzar pero no lo ha podido hacer de mejor manera para Nikolás. Durante la pretemporada ha disputado el Torneo de Liga EBA Memorial Juan Martín Caño, donde se ha enfrentado por primera vez a jugadores profesionales, lo que supondrá para él una gran experiencia tanto técnica como tácticamente. Además, en el primer trofeo disputado por el Cadete A, el Torneo Villa de La Orotava U16, se ha proclamado MVP y ha logrado alzar el título junto a sus compañeros.

Una vez conocida la historia de Nikolás Cebrián, es el momento de saber cómo juega este base-escolta de 1,84 metros de altura que tiene el difícil reto de liderar a su equipo en la dirección de juego durante esta temporada.

Primeramente hay que decir que se le puede catalogar de base y de escolta por varias razones. Ha jugado en ambas posiciones dependiendo de los compañeros que le rodeaban, y es que lo puede hacer perfectamente. Jugando junto a Juan Núñez, Niko le ha acompañado en el ‘backcourt’ jugando de escolta, aprovechando su movilidad y velocidad para jugar lejos del balón y aparecer en el momento justo para recibir el pase y anotar. En cambio, en lo que llevamos de temporada y probablemente también en gran parte de lo que resta de ella, ante las ausencias de Núñez y Klavzar, Cebrián es el base principal del equipo y ha asumido esa responsabilidad con mucha determinación, ya que desde sus inicios ha demostrado tener una enorme capacidad para pasar el balón y cada día que pasa es más seguro a la hora de conservar la posesión.

Ya sea como ‘1’ o como ‘2’, Nikolás es un buen defensor, muy activo siempre provocando muchas pérdidas del rival. Acumula varias recuperaciones por partido y gracias a su inteligencia defensiva, velocidad y un físico cada vez más desarrollado, consigue cambiar la fluidez de los ataques contrarios, sobre todo si defiende al base.

Fuente: andaluzabaloncesto.org

Una vez que cruza la cancha es un jugador que tampoco vamos a ver quieto en ningún momento, siempre ofreciendo diferentes alternativas a sus compañeros. Es capaz de tirar tras bote, algo destacable en jugadores de su edad, lo que provoca que sus defensores siempre tengan que estar cerca, pero eso también es positivo para Niko, porque es muy habilidoso a la hora de penetrar, utilizando su veloz aceleración para introducirse en las zonas de máximo peligro.

Su otra gran virtud ofensiva, como se ha comentado anteriormente, es su capacidad para asistir. Es un jugador con gran facilidad para encontrar a los compañeros mejor situados y no solo cuando juega como base, pues su presencia en el 2 le permite al equipo contar con dos creadores de juego, facilitando así el desarrollo del sistema y haciendo daño en mayores situaciones del juego gracias al desahogo al base que Cebrián puede ofrecer en todo momento.

Fuente: facebook.com/cbsanisidro

Ahora sí. Ya le conocemos mucho mejor y ya sabemos lo que ha sido capaz de ofrecer hasta el momento. Pero hay algo de lo que no tenemos ninguna duda, lo mejor de Niko está por venir y tiene pinta que lo vamos a ver muy pronto. López-Palacios le va a dar el mando del Cadete A y va a poder desplegar todo el baloncesto que tiene en sus manos. Niko Cebrián, el dueño del perímetro.

Trayectoria de Nikolás Cebrián:

Real Canoe NC

Categorías inferiores del Real Madrid:

  • Infantil B (2016-17)
  • Infantil A (2017-18)
  • Cadete B (2018-19)
  • Cadete A (2019- )

@carlosd_mejias

Deja un comentario