Melwin Pantzar: las manos de Suecia

Jugador con unas condiciones defensivas y ofensivas que le harán triunfar

Jan Patrick Melwin Pantzar nació en Estocolmo el 10 de abril del año 2000. Desde el pasado año, forma parte de los equipos Júnior y EBA del Real Madrid y es uno de esos jugadores que no veremos solo en las inferiores del club blanco, porque su futuro está en sus manos, y vaya manos tiene.

Pantzar Real Madrid
Fuente: realmadrid.com

Sus comienzos en este deporte nos llevan hasta Märsta, localidad de Estocolmo, con unos 27.000 habitantes, situada cerca de Arlanda, principal aeropuerto internacional de la capital sueca. Allí empezó a jugar al baloncesto en la cancha de su colegio Valstaskolan, donde ya sobresalía. Tras jugar en Solna Vikings, el Madrid se fija en él en uno de los torneos internacionales que disputó, y lo vieron claro. Desde el verano pasado vive en la residencia de Valdebebas y va a completar las últimas dos temporadas de su formación como jugador en el club.

Entre sus numerosos éxitos individuales y colectivos nos encontramos con la victoria en el Campeonato de España Júnior con el Real Madrid, ser internacional sub 16 con su selección y, gracias al buen papel desempeñado la temporada pasada, haber realizado, este verano, la pretemporada con el primer equipo, teniendo algunos minutos que le han permitido cumplir uno de los objetivos que tenía al llegar, debutar con el conjunto de Laso.

Pantzar mide 1,90 metros de altura y, según la web del club, es escolta, aunque él se considera base y es en esa posición donde disputa la mayor parte de los minutos. Es un jugador que, a simple vista, destaca por su físico, puesto que es bastante corpulento y fuerte, lo que le permite defender a cualquier jugador exterior. Además, tiene unas manos muy rápidas que le ayudan constantemente a tratar de robar el balón, dificultando la posesión del mismo a sus rivales. Todo esto hace de él un jugador que, si no fuera por las condiciones que tiene para atacar, podría ser un especialista defensivo.

La transición defensa – ataque es otra de sus especialidades. Es capaz de rebotear y salir a campo rival superando adversarios para terminar la jugada tomando la mejor decisión, pasar o finalizar. Y esta capacidad para atrapar rebotes no la emplea solo como concepto defensivo, sino que en ataque es una gran ayuda para los interiores, con su llegada desde atrás para coger esos balones que el aro no quiere que entren.

Pantzar Real Madrid
Fuente: basket.blogg.bt.se

Ya en fase ofensiva, su buena lectura del juego le permite cometer muy pocos errores. Le gusta dar el último pase cuando considera que se le cierra la oportunidad de anotar pero, sobre todo, es un base anotador, pues tiene buenos porcentajes de tiro desde la línea de 3 puntos; lo que provoca que sus defensores siempre necesiten defenderle de cerca. El problema para ellos es que eso le convierte en una amenaza aún mayor, debido a que es un excelente penetrador, disponiendo de todas las facultades para hacerlo, desde su privilegiado físico hasta su facilidad para finalizar con ambas manos, pasando por un primer paso muy veloz. Imparable.

Ya lo saben, Pantzar es un jugador al que merece la pena seguir. Con 17 años ya es una realidad, bueno en defensa y en ataque. Desde su país tienen un ojo puesto en su avance, en su físico, en su salto, en su tiro, pero, sobre todo, en sus manos, las manos de Suecia.

TRAYECTORIA DE MELWIN PANTZAR:

Solna Vikings (Suecia) (2014-2016)

Real Madrid EBA (2016-)

@carlosd_mejias

Deja un comentario