Heritier Ngalamulume: Not in my house!

Pívot con gran físico y destacadas capacidades defensivas

Nacido el 22 de julio del año 2000, Heritier Ngalamulume es uno de los pívots que conforman las plantillas del Real Madrid en categoría Júnior y EBA. Con poca experiencia en el baloncesto, sus buenas condiciones le han llevado hasta Madrid. Además, es compatriota de alguien que puede que os suene. Conozcamos a Heritier.

Heritier Ngalamulume Real Madrid
Fuente: realmadrid.com

Ngalamulume llegó a Tenerife tras salir de su país natal, la República Democrática del Congo. Según cuenta Ronald Cómez, director general del Santo Domingo, en la web solobasket.com, cuando Heritier aterrizó en el conjunto tinerfeño, “era un jugador que no sabía ni botar el balón”, lo que demuestra que su evolución está siendo, cuanto menos, asombrosa, pues empezó a jugar al baloncesto en diciembre de 2014, fecha en la que firmó por el Santo Domingo, y en tan solo dos años y medio se ha convertido en un jugador importante de una de las mejores canteras del mundo, sino la mejor.

Concretamente, nació en Kinsasa, capital de la Rep. Dem. del Congo, situada al oeste del país africano. Para casi todos es una ciudad muy poco conocida pero, realmente, tiene cierta trascendencia en el mundo del baloncesto en particular y del deporte en general. Pues fue el lugar de nacimiento de uno de los mejores pívots de la historia del basket, probablemente, el mejor defensor, Dikembe Mutombo, quien tuvo una larga trayectoria y se caracterizó por sus famosos tapones y la frase con la que sentenciaba a sus rivales, la cual hoy titula este informe.

Y esta ciudad también es leyenda del deporte por albergar, el 31 de octubre de 1974, el que muchos consideran mejor combate de boxeo de la historia. Contienda que presenciaron cerca de 60.000 espectadores que vieron como Muhammad Ali se adjudicaba el título mundial de los pesos pesados tras derrotar a George Foreman en el octavo asalto. Por suerte, Ngalamulume no eligió el boxeo, aunque por cuerpo no habrá sido, sino que decidió dedicarse a la canasta.

Su fichaje por el Real Madrid llega tras haber sido visto en numerosos partidos por los ojeadores del club en las islas, lo que se tradujo en una invitación para disputar, en abril de 2015, el Torneo Farners de Gerona, donde fue uno de los jugadores más destacados, logrando sumar 12 puntos, 16 rebotes, 3 asistencias y 25 puntos de valoración en la final ante el FC Barcelona.

Esta será, por tanto, la tercera temporada que dispute con el club blanco este pívot de 2,01 metros de altura. Por sus características físicas y baloncestísticas es un ‘5’ puro, aunque es compatible con cualquiera de los grandes del Júnior, con los que puede compartir la pintura a la perfección.

Heritier Ngalamulume Real Madrid
Fuente: marca.com

Es un jugador con gran corpulencia para tener solo 17 años, y una fuerza física destacada en la categoría. Esto le hace ser muy buen defensor de interiores, se impone por fuerza, ya que es muy difícil desplazarle y ganarle la posición, además no es lento, lo que le permite salir de la zona para defender las acciones de pick and roll, aunque cuanto más cerca del aro esté mejor. Pero no solo con esas condiciones se logra sobresalir en la parcela defensiva, tiene carácter y concentración durante todo el partido, que le permite no perder nunca la posición y estar pendiente de su rival. Un muro que, como su compatriota, no deja entrar en su casa a quien no está invitado.

En ataque guarda bastantes similitudes con su juego defensivo, es decir, trabaja de manera constante para beneficiar a sus compañeros. Todos sus puntos los consigue en la zona, pues aun siendo esto conocido por sus adversarios, dispone de muy buenos recursos para anotar bajo el aro. Además, es un gran ejecutor de bloqueos, tanto directos como ciegos, siempre rentabilizados por los exteriores del equipo.

Por último, estas facultades hacen de él un jugador que llega a los dobles dígitos en rebotes con cierta facilidad, puesto que no solo se limita a ganarlos por fuerza o altura, sino que lo hace por colocación, pretende siempre cerrar el rebote para no permitir ninguna opción de soñar con la captura a su marca.

Ahora sí, ya lo conocemos. Llamadle Ngalamulume, llamadle Heritier, por la dificultad que supone recordar su apellido, pero llamadle. Este jugador debe estar presente en cada aficionado del Real Madrid porque, quién sabe, es probable que algún día nos sepamos su apellido de memoria. Por cierto, no aparezcáis por su zona sin invitación, que lo mismo se enfada y os grita aquello de… ¡Not in my house!

TRAYECTORIA DE HERITIER NGALAMULUME:

Santo Domingo (2014-2015)

Categorías inferiores del Real Madrid (ingresó el 01/09/2015)

  • Cadete A (2015-16)
  • Júnior (2016-)

@carlosd_mejias

Deja un comentario