Entrevista a Javier Juárez | Parte 2

Hoy os mostramos la segunda y última parte de la entrevista a Javier Juárez que estabais esperando. En este fragmento, a diferencia de la primera mitad donde hablábamos de todas sus experiencias, el entrenador nos habla de sus vivencias como extécnico de la cantera del Real Madrid.

Javi Juárez dirigió a los equipos EBA y Júnior del club blanco durante tres temporadas (2015-2018), en las que logró numerosos títulos y fue parte fundamental en la formación de jugadores que ya están en ACB o que lo estarán en poco tiempo.

Además, conocemos como se preparan importantes torneos como el Campeonato de España Júnior que se está disputando actualmente y nos habla de algunos canteranos con mayor progresión de ‘La Fábrica’.

Fuente: eurohoops.net

Primer tono de llamada… Segundo tono… Tercer tono… Teléfono descolgado. “Javi, ¿hablamos del Madrid?”.

P.- Hace un tiempo dijiste que te gustaba mucho el Madrid de Fernando Martín y Lolo Sainz por lo intensos y competitivos que eran.

R.- Sí, en esa época me enganché al baloncesto y eran mis ídolos, y a día de hoy lo siguen siendo, lo que pasa es que cuando veo ahora al Real Madrid de Pablo Laso pienso que han superado una época tan bonita como fue aquella, porque lo que está consiguiendo el equipo actual del Real Madrid es algo histórico, están en una de las mejores etapas de la sección.

En el caso del Madrid actual domina todas las facetas del juego, sabe leer perfectamente los partidos, tanto el cuerpo técnico como los jugadores, y saben cómo jugar cada encuentro de diferentes formas. Llevan ya unos años rozando la excelencia o en la excelencia para mí, ahí están los resultados, independientemente de que han perdido a jugadores muy importantes estos años y eso no lo podemos olvidar, pero ha dado igual porque la identidad y la esencia del grupo se mantiene principalmente por el trabajo que hacen en los despachos Juan Carlos Sánchez y Alberto Herreros, Pablo Laso y su equipo y, por supuesto, una generación de jugadores que va a pasar a la historia del club.

Tiene mucho mérito por parte del club dar esa estabilidad a la sección, Juan Carlos como director, Pablo como entrenador o Alberto Angulo y Pablo Sañudo al frente de la cantera, eso habla muy bien del club por dar estabilidad, pero también habla muy bien de los profesionales porque mantener esa motivación y esa exigencia de la cual puedo hablar en primera persona, a pesar de estar ganando casi todo en los últimos años, tiene mucho mérito por parte del club pero creo que las personas que lo llevan tienen una gran capacidad para reinventarse cada año, de exigir y de mantener esa línea. Ahí están los resultados que hablan por sí solos.

P.- Además de la formación de los jóvenes, en la cantera, ¿el club también exige resultados?

R.- En el Madrid hablar de resultados no hace falta porque siempre tiene que luchar por todos los títulos, es su ADN y su historia. Creo que en el Real Madrid, cualquier entrenador que vaya va a conseguir títulos porque tiene a los mejores jugadores de Europa, los mejores medios para trabajar, están rodeados por un staff absolutamente profesional y un método de exigencia continua que te hace sacar lo mejor de ti, entonces yo creo que el éxito es el día a día. Es un sitio en el que mis experiencias en el baloncesto me dicen que, en la cantera, no se vive tanto de los resultados como del día a día, porque los resultados, independientemente del entrenador que haya, van a llegar. Se valora el trabajo diario y es por eso que salen tantos jugadores de primer nivel.

P.- ¿Es difícil esta etapa sobre todo para los jugadores extranjeros?

R.- Yo creo que están todos de maravilla (risas). Las instalaciones de Valdebebas son una pasada, la residencia es un lugar ideal para desarrollarte no solo como jugador de baloncesto, teniendo todas las facilidades, sino también como persona. Se cuida mucho el tema de los estudios, están muy encima, todos los chavales van a los mejores colegios de Madrid y tienen profesores de apoyo, especialmente para los extranjeros por el idioma. Aquí no hablo ni como entrenador ni como persona que ha estado en el club, hablo como padre, cuando vas piensas que si a tu hijo le quisieran tener allí estaría encantado de la vida por cómo le cuidan y le forman.

P.- Cuando estás entrenando al primer filial del Real Madrid, ¿cómo es la relación con el resto de entrenadores del club?

R.- Se pasan muchas horas y la relación es siempre buena. Cuando entras allí te das cuenta que entras en una familia, compartes muchos momentos, además de experiencias porque todos te pueden ayudar y aportar. En mi caso, cuando llegué al club, Roca (entrenador del Cadete), Alberto Muñoz (entrenador del Infantil), etc., son entrenadores que llevaban tiempo en el club, me ayudaron a entender cuanto antes un club como el Madrid y te ayudan a que tu trabajo sea mejor. En el caso del primer equipo, Pablo es una persona muy comprometida con la cantera y su apoyo lo da siempre, la relación entre todos es magnífica. Además, son excelentes personas, gente que merece la pena de verdad.

P.- En el año que llegas al club, jugadores como Mario Nakic, por ejemplo, son cadetes de primer año, e incluso Usman Garuba es aún infantil. En esa edad, ¿ya se ve el gran potencial que han demostrado tener?

R.- Hay algunos que se les ve. Por ejemplo, si ves a Usman Garuba o a Mario Nakic te das cuenta que van a hacer buenos jugadores desde pequeños, pero hay otros muchos que a lo mejor no se les ve tanto y acaban llegando, es el ejemplo de Santi Yusta o Melwin Pantzar, están en el primer equipo y no destacaban tanto a edades tan tempranas, eso habla del trabajo bien hecho.

La formación de los chicos es una cadena, ellos van subiendo pasos de una forma natural y ellos, que además tienen de ejemplos a sus compañeros dos años más mayores, ven el camino que hacen por ejemplo Pantzar, Radoncic o Yusta y los jugadores son jóvenes pero no son idiotas, saben cuál es el camino y ahí están los resultados, todos los años debutan jugadores con el primer equipo.

Como te digo, la formación es un proceso continuo, el jugador que acaba la etapa Júnior en el Madrid tiene que estar preparado por si llega la oportunidad en el primer equipo. Es una cadena que va in crescendo y se van quemando pasos, los cuales son alternar la mejora individual del jugador y la enseñanza y el conocimiento del juego a través de la táctica.

P.- Tanto Garuba como Nakic han debutado ya en el primer equipo. ¿Cómo les ves? ¿En el caso de Usman la altura podría ser un inconveniente?

R.- Estoy convencido que Usman va a dominar en el primer nivel, igual han dominado Kyle Hines o Felipe Reyes durante muchísimos años, ¿por qué no lo va a hacer Usman? Yo estoy convencido que lo va a hacer. Es un jugador muy inteligente y con un corazón tremendo, y son dos cosas fundamentales para llegar a ser un gran jugador, la inteligencia, el conocimiento del juego y tener corazón, porque sin esas cosas no se puede llegar a ser un buen jugador.

Mario Nakic aúna todas las condiciones que necesita un jugador de gran nivel. Tiene un talento excepcional, un físico prodigioso y es tremendamente competitivo y será otro gran jugador sin ninguna duda, al igual que hay otros en el equipo que creo que van a llegar a ser grandes jugadores.

P.- ¿Amar Sylla y Kareem Queeley, por ejemplo?

R.- Sí, Sylla puede ser muy buen jugador de baloncesto. Ya lo es, pero yo este año he disputado la Liga ACB y Amar es un jugador para poder jugar ahí. Seguramente le haga falta ese periodo de adaptación en una categoría intermedia, pero no tengo ninguna duda de sus posibilidades. Al igual que Kareem Queeley, son físicos por encima del sobresaliente para jugar al baloncesto.

Cuando les ves trabajar cada día con Carlos Sosa en el gimnasio y en las instalaciones, a los que hemos hecho deporte no nos sorprende porque son unos trabajadores incansables, los dos. Aparte de que ellos tienen unas cualidades innatas físicas muy buenas, las trabajan, y por eso creo que para estos chavales es una suerte llegar a un club como el Madrid porque ese talento físico que tienen lo pueden desarrollar para llegar al nivel que se les ve cada partido, que es tremendo.

P.- El último canterano en llegar al primer equipo ha sido Melwin Pantzar. ¿Esperabas que tuviera más minutos este año?

R.- Pantzar es un ejemplo para todos los chicos que llegan al Madrid. Dos años en el Júnior, pasa al primer equipo, al campeón de Europa, y los minutos que tiene los intenta aprovechar, creo que el aprendizaje y las experiencias  que va a tener este año, como ocurrió el año pasado con Dino Radoncic, le van a hacer llegar a cotas mucho más altas de las que se podía prever. El hecho de estar en un equipo de ese nivel siempre es bueno. Ganarte minutos es difícil porque son muy buenos los que tiene delante, son los mejores de Europa, así que tiene que aprovechar todo lo que le diga Pablo y trabajar todos los días al 100% porque cada entrenamiento y cada minuto que pase al lado de esos jugadores es la mejor experiencia para él.

Melwin es trabajo, madurez, seriedad, disciplina… Creo que es el novio que quiere todo padre para su hija (risas), es un chaval excepcional, un 10. No se puede ser mejor chico, mejor persona, mejor profesional y mejor compañero que Melwin Pantzar. Se puede ser igual pero mejor no.

Fuente: planetacb.com

P.- ¿Cómo se preparan torneos cortos como los Campeonatos de España o el Adidas Next Generation Tournament?

R.- El club ha instaurado una metodología, tiene una planificación desde principio de temporada y cuando llegan estos momentos, la dirección deportiva y los preparadores físicos te marcan todos los entrenamientos, el tiempo de duración y todo, para que cuando llegue el campeonato estén preparados para jugar siete partidos en ocho días de máxima exigencia. Cuando llegué me encontré con una gran metodología.

En el caso del Adidas NGT, es el máximo torneo a nivel de clubes y si tienes un mal día estás fuera, al igual que en la Final Four de los mayores, pero tengo las esperanzas en que este año se consiga y esta generación redondee una etapa brillante con el título en Vitoria, sería muy bonito. Pero en estos torneos los rivales también juegan y puedes tener un rival que ese día esté mejor que tú, pero es una ilusión que tenemos todos los que conocemos a estos chavales, todos los que hemos formado parte de la familia del Real Madrid tenemos la ilusión de volver a conseguir ese título que se consiguió en Madrid y este año, al ser en Vitoria, pues sería una gran ocasión y me alegraría mucho por la gente que está trabajando allí en la cantera como Alberto Angulo o Pablo Sañudo y por los entrenadores y los jugadores, porque se lo merecen.

P.- Y en estos casos, ¿se planifican los partidos como en los niveles profesionales?

R.- Cuando se llega a estos torneos, evidentemente, la preparación es absolutamente profesional y se intenta llegar en las mejores condiciones de tu equipo, pero también conocer al rival perfectamente.

P.- En el caso del equipo EBA, ¿qué importancia tienen en los chicos jóvenes jugadores como Javier Salsón o Maxi Solé?

R.- Son fundamentales porque comparten vestuarios con los chicos y les ayudan en muchas cosas que el entrenador no puede llegar una vez que están dentro del vestuario y los chavales cuando llegan, en el caso del Madrid, cada uno viene de su casa, de diferentes países, y al pasar al Júnior se encuentran con jugadores de ese nivel deportivo que además les trasmiten valores como compañeros y como personas. Es fundamental porque cuando luego pasan a sénior tienen que relacionarse con gente mucho más mayor, entonces ya están acostumbrados. En el caso de los jugadores que nombrabas, te puedo decir que la ayuda para el desarrollo de los chicos es increíble y los chavales les admiran porque son conscientes que ellos lo único que piensan es en ayudarles.

Fuente: solobasket.com // Javier Salsón y Maxi Solé en el CEBA Guadalajara (2013)

Hasta aquí la entrevista con Javier Juárez, al que reiteramos nuestro agradecimiento por su colaboración y deseamos verle muy pronto ejerciendo su pasión en un nuevo banquillo.

Entrevista realizada por Carlos Mejías (@carlosd_mejias)

1 Comentraio
  1. […] Entrevista a Javier Juárez | Parte 2 […]

Deja un comentario