#DesdeLaGrada | “No perder la ilusión”

Habiendo transcurrido prácticamente un mes desde la fiesta de los Reyes Magos, parece un buen momento para que se haga #DesdeLaGrada un alegato al “late-motiv” de tan bonita festividad: la ilusión.

Y es que en el madridismo parece haberse recuperado ese sentimiento tan emocionante que hace que niños y mayores nos despertemos la mañana del día seis de enero deseando comprobar qué dejaron los Magos de Oriente.

Trasladando el símil un mes a posteriori, febrero y marzo dejan al Real Madrid un calendario pleno de citas importantes, decisivas de cara al futuro de las competiciones en las que se halla inmerso el equipo. Si las ordenamos por el momento en el que fueron agendadas, LaLiga nos depara un derbi frente al vecino rojiblanco el próximo sábado en el Metropolitano y el Clásico en el Santiago Bernabéu el primer fin de semana de marzo. La Copa de Europa un doble enfrentamiento frente al Ajax de Amsterdam, que comenzará en semana y media en un escenario especialmente significativo para el Madrid, el Amsterdam Arena, por más que desde que se ganara allí la tan ansiada séptima orejona, haya sido rebautizado con el nombre de la máxima figura del fútbol holandés de todos los tiempos. Y finalmente, y como se suele decir en estos casos no por ello menos importante, un doble Clásico copero desde el miércoles, con el premio de la disputa de la Final de Copa en Sevilla en el mes de mayo.

Apasionante, sin duda para todo madridista que se precie. Sobre todo porque se ha recuperado la frescura, y con la aparición de jugadores de calidad superlativa, lo normal es que esto suceda. Y eso que había quien dudaba del Real Madrid. Porque aparecen ahora muchos madridistas que me he permitido bautizar como “Ferrari”, porque pasan del catastrofismo más absoluto a la euforia más incontenida con una sola victoria. Con la F de Ferrari o del FIFA que pasan de insultar a partirse la cara en un bar con B por los mismos jugadores en menos de dos días.

Pero debemos evitar caer en la tentación de dejarnos llevar a ese estado de Nirvana anticipado todavía. Pese a los buenos presagios, nada se ha hecho aún y siempre es bueno tener presente de dónde venimos, y hace ahora exactamente un mes, precisamente ese día de Reyes, la ilusión se nos vino abajo con la derrota ante la Real Sociedad en el Bernabéu. Y de buenas a primeras todo parece haber cambiado. Y por eso, hoy volvemos a abrazarla. Porque como el Real Madrid, la ilusión nunca se va del todo. Siempre vuelve. Y esta vez quiere quedarse, seguro. #HalaMadrid

@pepo2204

Deja un comentario