#DesdeLaGrada | “Aún hay tiempo, ¿verdad?”

Hoy lunes tres de diciembre tenemos la fortuna de contar una nueva victoria del Real Madrid. Esta aseveración, que puede parecer el pan nuestro de cada día tratándose del club blanco, no resulta tan evidente si contemplamos la racha de resultados tan irregular arrastrada por los merengues en el tramo que llevamos disputado de esta temporada. Tras ganar en Roma entre semana en el partido de la Copa de Europa, los de Solari se enfrentaban al Valencia en el Santiago Bernabéu en partido correspondiente a la decimocuarta jornada de LaLiga.

Y afortunadamente, como anunciaba al inicio de este #DesdeLaGrada, se saldó con victoria del Real Madrid por dos goles a cero. Y es importante la victoria por tres aspectos que merecen consideración: en primer lugar por la comentada irregularidad del equipo – eufemísticamente hablando – sobre todo en el campeonato doméstico, que nos llevó en último extremo a desaprovechar una ocasión de oro de reducir la diferencia con los primeros clasificados la semana pasada tras el batacazo de Eibar. En segundo lugar, por la entidad del rival, ya que aunque el Valencia tampoco esté pasando por días de vino y rosas tras haber caído de la Copa de Europa la semana pasada, y no estar tampoco muy boyante en LaLiga, siempre acostumbra a ser un incómodo visitante en Chamartín. Las expectativas puestas en el equipo de Marcelino no se están viendo colmadas, y aún así no creo conocer a ningún madridista que pensara que podría no resultar complicado ganar a los che. Y en tercer y último lugar, porque la doble recuperación que precisa ahora el Madrid pasa no sólo por la obligatoriedad de ganar, sino también porque ese encadenamiento de buenos resultados lleve como consecuencia también el levantamiento del estado anímico del equipo y su afición, que permita creer en la consecución de los objetivos a final de temporada.


Llegados a este punto, la pregunta resulta casi obligada: ¿Hay tiempo aún o se han perdido demasiadas oportunidades – en lo que a LaLiga se refiere? Hemos estado asistiendo hasta ahora a un campeonato en el que si el Real Madrid sigue con vida es porque sus rivales – todos aunque más concretamente el Barcelona – han cometido tropiezos que en otras temporadas no se producían, o al menos no con tanta asiduidad. Sin embargo, la jornada recién disputada ha sido la decimocuarta, lo que indica que estamos ya a tan sólo cinco del ecuador de la competición. No estamos por tanto empezando, y aunque sea un tópico el “aún queda mucho” entiendo que haya quien no pueda evitar pensar si comenzaremos desde este momento a vivir una situación que ya hemos vivido en otras ocasiones y si de aquí al final de Liga esto se convertirá en una carrera en la que no dejaremos de ser perseguidores.

Evidentemente nadie es infalible y los que me conocéis también sabéis que yo precisamente no soy lo que se dice pesimista, y si bien pienso que ni Barcelona ni Atlético de Madrid – por citar a otro de nuestros rivales – vayan a ganar todo de aquí al final, a mí también me genera incertidumbre la irregularidad de nuestro equipo.

Porque en estas dos últimas victorias, y pese a dejar la portería a cero en ambas, al menos yo no he apreciado una consistencia duradera que me permita estar cien por cien seguro. Es indudable que aún tenemos jugadores por debajo de su nivel real de juego y hemos de suponer que su mejoría redundará en la del desempeño del equipo. Pero también se hace imprescindible que toda la plantilla de un paso adelante y crean igual que creemos nosotros – porque yo sí creo aunque a veces dude – , que aún es posible.

Porque son sólo y a pesar de todo, cinco puntos nada más la diferencia con la cabeza de la tabla. Y porque aunque vengan jornadas donde la diferencia no se reduzca, se debe perseverar y seguir peleando y compitiendo como el ADN del Madrid exige. Esto va a requerir algo tan difícil y tan fácil a la vez como aislarse de todo para concentrarse en el objetivo. Y es que los madridistas, que estamos encantados de ganar la Copa de Europa, queremos poder ver a nuestro equipo levantar una Liga más.

Es importante, y pese a todos los vaivenes y vicisitudes acontecidas este año y aunque pudiera parecer una quimera, aún es posible. Todavía estamos a tiempo. Aprovechadlo. #HalaMadrid

 

@pepo2204

Deja un comentario