Crónica | Unionistas 1-4 Real Madrid Castilla

Más que trabajada victoria del Real Madrid Castilla en su visita al Unionistas de Salamanca por 1-4. A pesar de lo que pueda parecer por el resultado, los de Manolo Díaz tuvieron que pelear cada balón para llevarse los tres puntos a Madrid. El encuentro estuvo muy igualado, pero el primer filial madridista tuvo mejor rendimiento de cara a puerta. Se reencuentran los blancos con la victoria fuera de casa después de una racha de malos resultados.

El primer susto del partido llegó antes de que los últimos aficionados hubieran encontrado sus asientos. No habían pasado ni dos minutos cuando el árbitro anuló un gol al Unionistas por fuera de juego. Al Real Madrid Castilla le costó entrar en el partido, sometido por las múltiples ocasiones locales. El balón parado, normalmente desde las botas de Góngora, era una amenaza constante para Belman. Sin embargo, poco a poco los de Manolo Díaz fueron sacudiéndose la presión inicial. El filial blanco consiguió salir de su área y llevar el juego al centro del campo, donde podía plantar batalla a los salmantinos. La reacción merengue se materializó finalmente en una elegante jugada de Cristo y Jorge de Frutos dentro del área, que terminó con un disparo del primero para hacer el 0-1 (15´). A partir del gol, el Castilla tuvo minutos de dominio, pero sin fortuna de cara a portería.

El Unionistas reaccionó bien al gol visitante, no obstante. El conjunto salmantino conoce sus virtudes y sabe aprovecharlas, especialmente en su casa. Las reducidas dimensiones del campo beneficiaban el juego directo de los hoy locales, muy veloces por banda. Además, permitían los disparos desde muy lejos, intentando sorprender a Belman. El Real Madrid Castilla, a pesar de todo, era capaz también de generar sus propias ocasiones. Jorge de Frutos tuvo varias aproximaciones por el lado derecho, pero no pudo finalizar las jugadas. Todavía hubo tiempo antes del descanso para que Unionistas obligara a Belman a intervenir: el portero blanco debió realizar una parada de mucho mérito en un mano a mano. Antes del final fue Seoane quien pudo hacer el 0-2, pero su disparo se fue desviado. A pesar de la sensación de peligro permanente, la primera parte no tuvo más goles. Llegamos al descanso con 0-1 en el marcador.


El Real Madrid Castilla echaba de menos las internadas de sus laterales, muy exigidos en defensa. El centro del campo también se veía afectado por el rol defensivo que estaba obligado a ejercer, lo que le restaba protagonismo en ataque. Además, el ajustado resultado provocaba que ninguno de los dos equipos estuviera dispuesto a rendirse. Los de Manolo Díaz, a pesar de todo, empezaron a tener las ocasiones más claras. Primero fue Seoane quien obligó a Molina, guardameta rival, a hacer una parada espectacular. A continuación, Cristo se encontró mano a mano frente al portero, pero su disparo se fue alto. Tantas ocasiones de peligro solo podían terminar de una manera. Ayoub le dejó una pelota impecable a Augusto, que puso el pase de la muerte al área. Admonio, defensa local, no pudo evitar introducir la pelota en su propia portería (59´).

El 0-2 podría haber significado la tranquilidad para el Real Madrid Castilla. Sin embargo, Unionistas no iba a regalar la última media hora de encuentro. Góngora, el más peligroso del conjunto salmantino, intentó poner en problemas a balón parado a un Belman que siempre respondió con seguridad. Manolo Díaz retiró entonces a Ayoub en favor de Fidalgo, tratando de llevar ideas frescas al centro del campo. El partido seguía muy igualado y podría haber sucedido cualquier cosa. Tras una falta colgada al área, Llano hizo el 1-2 (72´), y en el minuto siguiente Jorge de Frutos puso el 1-3 con una potente jugada individual.

Los goles motivaron un ritmo frenético de ida y vuelta. En el Castilla entró Alberto por Augusto para ganar velocidad, y pocos minutos después también salió Adrián de la Fuente por Seoane en busca de consistencia defensiva. El árbitro añadió 5 minutos y el encuentro seguía completamente abierto. Cristo continuó intentándolo hasta el final, y un tiro suyo fue despejado por Molina. El rechace quedó franco para que Jorge de Frutos hiciera el cuarto tanto del Real Madrid Castilla. Con 1-4 terminó el encuentro.


Cada resultado es una revolución en el grupo 1 de Segunda División B. El Real Madrid Castilla se queda cuarto con 39 puntos (11 victorias, 6 empates, 6 derrotas). La próxima jornada los de Manolo Díaz recibirán en casa a la Cultural Leonesa, rival directo por el ascenso (domingo, 10 de febrero, 19:00 horas).

XI del Real Madrid Castilla: Belman, López, Zabarte, Manu, Álex, Jaume, De Frutos, Ayoub (Fidalgo 69´), Cristo, Seoane (De la Fuente 89´), Augusto (Alberto 82´).

@_albacg

Deja un comentario