Conexión Hazard

Para los que ya peinamos alguna cana, ver al Real Madrid en pretemporada en Austria supone retroceder algo más de una década, cuando el equipo blanco realizaba su preparación en tierras austriacas, y donde los partidos solían ser contra equipos locales de muy baja categoría.

El encuentro de hoy frente al Salzburgo lo aprovechó Zidane para probar cosas nuevas, entre ellas un nuevo sistema con tres centrales, con el que, a la vez que blindaba la zaga del equipo, liberaba de tareas defensivas a Marcelo. La primera parte pudimos ver un Real Madrid algo más sólido, más fluido que en partidos anteriores. Los minutos iniciales el equipo austriaco salió con la presión muy arriba y dificultando la salida de balón del Madrid. Conforme avanzaba el reloj, los de Zidane se hicieron con el control del balón, con un inspiradísimo Hazard, cuya conexión con Benzema promete grandes tardes. Precisamente el belga sería el autor del único gol del partido en el 18’. Courtois, tras atrapar el balón, iniciaba rápidamente el contragolpe, Benzema lanzaba para Hazard, que acomodándose el balón en la frontal, hacía el 0-1 con un magnífico derechazo. La ocasión más clara del Salzburgo llegaría en el 26’, en la que tras un centro al área, Hee-Chan perdonaba cuando sólo tenía que empujarla.

El Madrid seguía dominando el partido, aunque sin concretar las ocasiones de las que disponía. En una de ellas Hazard pudo ampliar la ventaja tras un nuevo contragolpe, pero esta vez el flamante fichaje madridista no acertó con la red. Se llegaba así al descanso tras los mejores minutos de los madridistas en pretemporada.

Zidane movía el banquillo nada más reanudarse el encuentro, dando entrada a Nacho y Fede Valverde por Casemiro y Militao respectivamente. La salida de Casemiro, prácticamente recién llegado, unido a que la luz de la reserva empezaba a encenderse en la mayoría de jugadores, propició que la segunda parte fuera mucho más espesa y con mayor posesión y llegada de los austriacos, que obligaban al Madrid a defender más atrás. En el 58’ Daka tuvo el empate en sus botas, pero cuando tenía la oportunidad de plantarse solo delante de Courtois, eligió lanzar una vaselina que se marchó alta. En el 60’ Jovic entraba por Hazard. Poco después Zidane agotaba cambios y daba entrada a Lucas, Odriozola y Vinícius en sustitución de Isco, Carvajal y Benzema.

La entrada de estos jugadores permitió que el Madrid se estirara y volviera a pisar el área contraria, aunque sin peligro, a excepción de un remate de Jovic con la zurda que obligó a lucirse al portero rival. Finalmente el 0-1 no se movería y daba una nueva victoria al equipo de Zidane, que mejoró las sensaciones fundamentalmente en los primeros cuarenta y cinco minutos y que permitirá seguir trabajando desde la tranquilidad con la vista puesta en esa primera jornada liguera cada vez más cercana.

XI del Real Madrid: Courtois, Carvajal (Odriozola, 76´), Varane, Ramos, Militao (Nacho, 46´), Marcelo, Casemiro (Valverde, 46´), Kroos, Isco (Lucas V., 76´), Hazard (Jovic, 62´) y Benzema (Vinícius Jr., 76´).

@boticario_81

Deja un comentario