Crónica Galatasaray Truco y Trato

Hace menos de una semana hablábamos de la noche de Hallowen, esa noche en la que los mas jóvenes de la casa salen a pasear por el vecindario pidiendo dulces al grito de “truco o trato” y esta noche en el Bernabéu, tras anotar seis goles, lo que se debió escuchar fue “truco y trato”

Los trucos lo puso Rodrygo Goes, llamado a ser una de las estrellas del universo fútbol, con un hat trick perfecto, pierna izquierda, cabeza y pierna derecha. El trato, debe hacerlo Zidane con su plantilla y con su afición y mantener en el césped a la gente que se come el verde y no a los que tienen el nombre con mas historia. Pero vamos con el partido.

Corría el minuto cuatro cuando un centro de Marcelo era recogido en el segundo palo por Rodrygo, que con un quiebro sienta a dos defensas y con un zurdazo seco, batía a Muslera al palo largo.

Sin terminar de sentarnos, tres minutos después, Casemiro recupera un balón el la esquina del área, Kroos conecta con Marcelo que la pone y Rodrygo de nuevo ponía el balón en la red, esta vez con un cabezazo que firmaría el mismísimo Raúl.

Kroos que volvería a hacer un gran encuentro, lo intentaba con un disparo desde el balcón del área, pero sería en el minuto catorce cuando recibía dentro del área un pase de Rodrygo, si otra vez el brasileño, y era derribado, tuvimos que esperar a que el VAR lo confirmara y así el capitán hiciera el tercero a lo Panenka. Partido cerrado.

Pero este equipo quería más, había olido la sangre y no se le podía sujetar, el Galatasaray tuvo que enterarse por el video marcador que era Courtois y no Areola el que les esperaba al otro lado del campo. Pero al que si que vieron y de que manera, fue a Rodrygo, que tras recibir de Kroos, se internaba por la derecha y con un pase de la muerte, daba a Don Karim Benzema el cuarto en bandeja justo antes del descanso.

La segunda parte como era que esperar fue menor en intensidad pero el equipo no perdió la idea, seguía presionando arriba y haciendo que el Galatasaray no pudiera ni acercarse a los dominios de Courtois. El carrusel de cambios nos dejó ver a Mendy, Modric e Isco en lugar de Marcelo, Casemiro y Hazard.

Ya con el partido agonizando en el minuto ochenta, una internada de Carvajal que recordaba al de tiempos pasados, servía en bandeja a Benzema el quinto de la noche, comunión total con un estadio y un publico que enloqueció con su equipo.

Habría tiempo aun para romperse las manos a aplaudir a un chico de dieciocho años que recibía en banda izquierda, encaraba un rival, tiraba una pared en el borde del área con Benzema para batir con la derecha a Muslera y meterse al estadio en el bolsillo.

Puede haber sido de los mejores partidos del equipo en lo que va de temporada, aunque es cierto que van varios partidos seguidos generando ocasiones y juego, muestra de ello son los once goles en los últimos tres partidos. Buena imagen y muy buen resultado, ahora toca refrendarlo en Eibar el sábado, esperamos que Zidane mantenga su “trato” con nosotros.

Deja un comentario