Crónica | Real Madrid 4-2 Girona

Omnipresente Vinícius

Tras el partido frente al Girona, el Madrid definitivamente confirma las buenas sensaciones que venía dando en encuentros anteriores. Por fin un buen partido no fue un espejismo y los jugadores siguieron en la misma línea ascendente. A pesar de eso, la noche comenzaba con susto para los madridistas. En el 6’, una contra lanzada por el equipo visitante en la que se aprovechaban de un error en cadena de Odriozola, Lucas Vázquez y Marcelo, acababa con el 0-1 en el marcador, obra de Lozano.

          Al contrario que en otras ocasiones esta temporada, el Madrid no se descompuso y no le perdió la cara al partido. Los blancos seguían presionando arriba y encerraban al Girona en su área. Marcelo y Casemiro lo intentaban con sendos tiros lejanos. En el 17’ llegaría el empate. Benzema lanzaba a Odriozola y el lateral, tras una gran carrera entraba en el área y cedía atrás para Lucas Vázquez, que hacía el 1-1 con la derecha.  

Vinieron entonces los mejores minutos del Madrid, que pudo irse al descanso con una mayor ventaja. Vinícius, que sigue siendo un puñal cada vez que coge el balón, casi hace el segundo, aunque su tiro se fue alto. En el 40’ el brasileño sería de nuevo protagonista al ser derribado en el área. Undiano señaló el punto de penalti sin necesidad siquiera de consultar el VAR. Como viene siendo habitual esta temporada, Ramos sería el encargado de lanzar la pena máxima y de poner el 2-1 en el marcador. El capitán madridista ha convertido el panenka en algo de andar por casa. No se conformaba el equipo de Solari con ese resultado y al filo del descanso Benzema estuvo a punto de hacer el tercero, aunque su remate se estrelló en el palo.


Tras el descanso el Madrid seguía buscando sentenciar el partido e incluso la eliminatoria. Solari empezaba también a pensar en dar descansos y en ir recuperando efectivos de cara a las próximas jornadas. Llorente y Kroos, que volvían tras haber estado lesionados, entraban en el terreno de juego en sustitución de Casemiro y Modric. Precisamente el canterano sería protagonista involuntario nada más salir. En un córner lanzado por el Girona, Llorente sacaba el brazo golpeando el balón y cometiendo un penalti absurdo. Granell hacía el 2-2 desde los once metros. Era la segunda vez que se acercaba el equipo de Eusebio a la portería del Madrid y no podía hacerlo con mayor efectividad.

Pero al igual que en la primera mitad, el gol no lo acusó el Madrid, que siguió creyendo en llevarse el partido, aunque fuera con un resultado más corto de lo deseado. En el 69’ Isco salía por Ceballos. En el 76’ Vinícius volvía a percutir por su banda, cedía a Marcelo y el lateral madridista centraba para que Ramos, con un testarazo inapelable hiciera el 3-2, el segundo en su cuenta personal. Sólo tres minutos más tarde, una jugada de tiralíneas de los jugadores madridistas acabaría con un nuevo gol en el marcador. Isco abría para Vinícius, el brasileño la ponía de primeras al segundo palo y Benzema, muy activo también toda la noche, la empujaba a la red haciendo el definitivo 4-2.


En una semana tendremos el desenlace de esta eliminatoria, en la que el Madrid parte con ventaja, pero tras lo visto hoy en el Santiago Bernabéu, da la sensación de que el Girona se fue con vida. Y más allá del resultado, el encuentro nos deja el buen sabor de boca de un equipo que poco a poco se ha ido levantando, que ha subido claramente el nivel de juego y el nivel individual de muchos de sus jugadores, dando un tono físico impensable hace apenas un mes. Con esto y con la proximidad de la primavera, los madridistas podemos volver a soñar con cualquier cosa.

XI del Real Madrid: Courtois, Odriozola, Nacho, Ramos, Marcelo, Casemiro (M. Llorente 59´), Modric (Kroos 63´), Ceballos (Isco 70´), Lucas V., Vinícius, Benzema.

@boticario_81

Deja un comentario