Crónica | Real Madrid 3-0 Leganés

Copa balsámica

Dada la travesía por el desierto que está suponiendo la Liga para el Real Madrid, la Copa se presentaba como una nueva motivación para un equipo y una afición que están faltos de alegrías en las últimas jornadas; además, era una buena oportunidad para ver a los jugadores menos habituales y que vienen pidiendo paso.


          El encuentro comenzaba con los blancos metidos desde el principio, dándole velocidad al balón e intentando presionar la salida del Leganés. Al cuarto de hora Benzema tuvo las dos primeras ocasiones, que se marcharon fuera. La falta de gol seguía castigando a los blancos. En el 24’ Odriozola caía en el área y una vez más los árbitros miraban hacia otro lado. Llovía ya sobre mojado. Esto volvería a hacer que los jugadores madridistas tuvieran un momento de desconexión, lo que les costó algún susto en forma de ocasión del equipo rival. La más clara en el 35’, que fue resuelta por Keylor Navas con un paradón espectacular.

          En el 42’ de nuevo Álvaro Odriozola era objeto de penalti, aunque en esta ocasión Gil Manzano sí que señalaba el punto fatídico y echaba un poco de agua en el fuego que tiene quemada a la afición madridista con el trato recibido por el estamento arbitral. Sergio Ramos no perdonaba y ponía el 1-0 con el que se llegaría al descanso.


          Tras el paso por vestuarios, el partido perdió ritmo e intensidad. El Leganés casi no pasaba del centro del campo y el Madrid era dueño del balón aunque sin profundidad. En el 57’ Vinícius, que no dejó de intentarlo durante toda la noche, estuvo a punto de hacer el segundo. Cuando el partido estaba más cerca del bostezo, un error del central del Leganés lo aprovechaba Benzema, que ha desarrollado un instinto especial para este tipo de fallos. El francés cedía atrás para Vinícius y este se la ponía a Lucas Vázquez, que sólo tuvo que empujarla para que el 2-0 subiera al marcador. Tras el gol, el gallego abandonaba el terreno de juego y dejaba su sitio a Isco. En el 76’ Odriozola, protagonista durante todo el partido y que aún debe estar subiendo y bajando por la banda, centraba al área y Vinícius, con una volea espectacular y sin dejarla caer hacía el definitivo 3-0. Justo premio para el brasileño que lleva dos partidos seguidos como titular y que es la ilusión a la que se agarra la afición blanca.

          Al igual que ocurriera con Lucas Vázquez, tras el gol Solari quitaba del terreno de juego a Vinícius y daba entrada al reciente fichaje blanco, Brahím Díaz. En el 80’ un nuevo paradón de Keylor evitaba que el Leganés pudiera meterse en la eliminatoria. Solari agotaba los cambios y metía a Cristo por Benzema, casi ya sin tiempo para nada.


          Eliminatoria encarrilada y buenas sensaciones de los jugadores que gozan de menos minutos. Hacía falta una victoria y si era con goles como ha sido hoy, aún mejor. La Copa puede suponer un soplo de aire fresco para un equipo que no vive sus mejores días pero que aún tiene títulos importantes a los que optar.

XI Real Madrid: K. Navas, Odriozola, Nacho, Ramos, Reguilón, Casemiro, Valverde, Ceballos, Lucas V. (Isco 71´), Vinícius Jr. (Brahim 78´), Benzema (Cristo 83´).

@boticario_81

Deja un comentario