Crónica | Rayo Vallecano 1-0 Real Madrid

El Madrid se abstiene en Vallecas

Se define una crónica como la narración objetiva de algún hecho o acontecimiento. Ya perdonarán los lectores de Eterno Campeón a este humilde cronista por no cumplir hoy con esa definición, pero se hace muy difícil mostrarse objetivo ante lo que ocurre cada domingo en la Liga española. La llegada del VAR lo único que ha hecho es poner aún más de manifiesto esa podredumbre; esta jornada hemos visto lo que ha ocurrido con el Valladolid, con el Getafe, para rematar con lo ocurrido en Vallecas. Hay que ver cómo un penalti de chiste acaba dando la victoria al Rayo; tenemos que tragarnos que tras seis faltas cometidas por los blancos, por veintiuna por parte del equipo local, el reparto de tarjetas es de cinco para el Real Madrid y únicamente dos para los de Jémez; nos quieren hacer creer que es casualidad que al Madrid le piten siete penaltis en contra en treinta y cinco jornadas, mientras al Barça le pitan exactamente los mismos en ciento sesenta y nueve. Y así podríamos seguir toda la noche. Pero es lo que hay, y si el club no hace nada por remediarlo, tampoco podremos hacerlo nosotros. Pero sí deberíamos saber con qué reglas jugamos a la hora de juzgar a los nuestros.

          En lo que al partido se refiere, escribir sobre el Real Madrid empieza a ser como la famosa película de Bill Murray y la marmota. Es un equipo que mentalmente ya está de vacaciones, más con la tercera plaza como mal menor ya asegurada matemáticamente. No hay fútbol, ni pasión, ni alma. Sólo queda esperar que termine cuanto antes la temporada. El Rayo, con lo justo, casi sin esfuerzo, se llevó la victoria que le hace agarrarse a primera como un náufrago a un tablón. En el 8’ Mariano estuvo a punto de hacer gol, pero su remate se estrelló en la pierna del defensa cuando parecía que se colaba. Poco después, Courtois salvaba in extremis con el pie un mano a mano. En el 21’ se iba a producir la jugada que supondría a la postre la resolución del partido. Un forcejeo entre Vallejo y Javi Guerra llevaría al colegiado a revisar el VAR y acabaría señalando penalti en una jugada que no parecía suficiente como para llevarla a los once metros. Embarba transformaba la pena máxima y ponía el 1-0 en el marcador.

         La segunda parte no tuvo nada, salvo las ganas de Brahim cuando saltó al terreno de juego sustituyendo a Ceballos. Los jugadores del Rayo se limitaban a mantenerse bien colocados y el Madrid no les inquietaba con ninguna ocasión clara de gol. Zidane metió también a Isco y Lucas por Modric y Mariano. Pero el 1-0 no se movería y el equipo de Zidane firmaba una nueva derrota y lo que es peor, un nuevo partido sin interés, ni ganas, ni juego.


         Sólo quedan tres jornadas y todos tenemos ya puesta la mente en la próxima temporada. Analizar lo que queda de esta es hacerse trampas al solitario, porque nada es real, el equipo no se juega nada y aunque haya que exigirles darlo todo hasta el último minuto, la realidad es que la motivación no puede ser la misma. Zidane tiene trabajo por delante, pero todo eso será ya a partir del próximo mes de julio.

XI del Real Madrid: Courtois, Carvajal, Vallejo, Varane, Marcelo, M. Llorente, Kroos, Modric (Isco 74´), Ceballos (Brahim 61´), Bale y Mariano (Lucas V. 82´).

@boticario_81

Deja un comentario