Crónica | Movistar Estudiantes 93-88 Real Madrid

Los estudiantiles nos dieron una lección

En este partido se ha vuelto a ver la demostración de que las rotaciones no nos salen bien esta temporada, hagamos el cambio que hagamos el rival, mucho más descansado, nos supera. También demostración de que los equipos de la ACB tienen un muy alto nivel, mayor incluso que algunos equipos de la Euroliga, además de jugar sobre motivados contra nosotros.


El partido comenzó con casi 2 minutos sin que ningún equipo anotase, un partido como este es para los jugadores con clase, y a Gentile le sobra de eso, desde el principio asumió protagonismo en ataque. El juego interior del Estudiantes anotando por fuera, Taylor fallando dos triples sólo, cosas extrañas las del primer cuarto. Lo normal, Ayón sacando puntos en la pintura, y Brizuela yendo a la guerra y teniendo éxito. Este primer cuarto acabó con un empate a 25 puntos, que dejaba claro que en el día de Reyes todo iban a ser regalos en la zona.


El segundo cuarto siguió con la igualdad hasta que se desataron las hostilidades a base de triples y mates, todo espectáculo para los asistentes al WiZink Center. Una sucesión de buenas defensas del Estu, y las contras, forzaron a Laso a pedir un tiempo muerto con 41-38. Durante la primera parte, tanto Rudy como Ayón, con 14 y 8 puntos respectivamente, fueron los mejores de los nuestros, por su parte en el Estu, Brizuela, Whittington y Gentile los máximos anotadores. Esto nos llevó al 46-49 con el que llegamos al descanso.


La falta acuciante de acierto en el tiro, y las defensas inexistentes, han sido la tónica del tercer cuarto, donde Estudiantes ha sabido leer mejor el partido esta parte, sacando puntos y rebotes en ataque. Tanto en este como el anterior cuarto apenas hicimos faltas para cortar las contras, y eso se paga. Cada partido en el que se han hecho rotaciones, se ha pagado caro, y este se fue por los mismos derroteros. En este tercer cuarto las alternativas en el marcador fueron sucediéndose, llegando al final del mismo con un marcador 66-64.


El último cuarto se decidió con un parcial de 27-24, al igual que el resto de cuartos nada de defensa, y ganó el equipo que más acierto tuvo, poco que salvar en el equipo blanco, quizá Rudy y Ayón y unos buenos minutos de Reyes. Llull por su parte dio pinceladas de su clase, pero nada que llegase a compensar su falta de atino en el resto del partido, pero no fue suficiente para hacer frente al partidazo de Gentile, Brizuela y Whittington, con 57 puntos entre los 3, 25 de ellos del italiano.

Nos espera una semana con doble jornada de Euroliga frente al Herbalife Gran Canaria, y el Olympiacos, esperemos mostrar una cara distinta a la que hemos visto este fin de semana.

@PedroTorreGue

Deja un comentario