Crónica | Girona 1-3 Real Madrid

Un paso más, un escalón menos.

Cinco años después de hacerlo por última vez, el Real Madrid volverá a jugar una semifinal de la Copa del Rey. Y lo hace tras eliminar al Girona con un contundente global de 3-7 y con un Benzema pletórico que definitivamente se ha convertido en el líder indiscutible del equipo.  

          El partido comenzaba con susto para la portería de Keylor. Una falta lateral ejecutada por Granell sorprendía al guardameta madridista y acababa estrellándose en el larguero. A pesar de esos minutos iniciales en los que el Girona intentaba apurar las pocas opciones con las que contaba, el Madrid poco a poco fue imponiéndose en el terreno de juego. Kroos y Ceballos le daban al equipo fluidez en la salida de balón, mientras que Benzema seguía con su estado de gracia de las últimas jornadas. El francés fue el absoluto protagonista de la primera mitad. Suyas fueron las primeras ocasiones del Real Madrid hasta que finalmente, en el 26’ acabó abriendo el marcador. Karim iniciaba la jugada en el extremo derecho, hacía la pared con Carvajal en la frontal, se internaba en el área y batía a Iraizoz con su pierna izquierda.

          No se rindieron los locales y a punto estuvieron de empatar el encuentro, pero Keylor Navas le quitó el balón a Stuani cuando se disponía a rematar en boca de gol. En el 31’ pudo sentenciar el equipo blanco, pero Marcelo perdonaba un mano a mano tras un espectacular pase de Vinícius. Tuvo que ser Benzema quien hiciera el 0-2 con otro gran gol. El delantero madridista recibía en el pico del área un balón de Vinícius y con un derechazo al segundo palo prácticamente cerraba el partido y la eliminatoria.


          Tras el descanso, el encuentro pasó a ser un mero trámite. Ambos entrenadores vieron que todo estaba decidido y empezaron a mover los banquillos. Solari metía a Asensio, que volvía al equipo tras más de un mes lesionado, y daba un merecido descanso a Benzema. Mientras que Nacho sustituía a Sergio Ramos. Por su parte, Eusebio hacía lo propio y quitaba del campo a su goleador, Stuani y daba entrada a Valery.

          A pesar de todo, no dejaron de intentarlo ambos equipos. Lucas Vázquez pudo ampliar la diferencia, pero su disparo tras un rechace de Gorka Iraizoz acabó golpeando en el palo. Solari agotaba los cambios dando entrada a Bale por Vinícius y sigue dando minutos a los efectivos que va recuperando de la enfermería.

          En el 70’ Pedro Porro acortaba distancias. El jugador rojiblanco se plantaba solo delante de Navas y batía al costarricense por debajo de las piernas. Cinco minutos después, Llorente recibía un balón de Ceballos y desde la frontal lanzaba un tiro raso cruzado haciendo el definitivo 1-3. Lo celebró con rabia el canterano, quizás recordando el penalti absurdo que cometió en el partido de ida.


          Los últimos resultados demuestran que la mejoría del Real Madrid no ha sido un oasis en el desierto. El juego es cada vez mejor y el gol ha dejado de ser un sudoku imposible de resolver. En el debe sigue estando la facilidad con la que recibe ocasiones de gol. Pero con todo eso, y viendo cómo estábamos hace menos de dos meses, la temporada empieza a tener mucho mejor color. Debe ser que la primavera ya se vislumbra en el horizonte.

XI del Real Madrid: K. Navas, Carvajal, Varane, Ramos (Nacho 63´), Marcelo, M. Llorente, Kroos, Ceballos, Lucas V., Vinícius Jr. (Bale 67´), Benzema (Asensio 58´).

@boticario_81

Deja un comentario