Crónica | Fenerbahce 75-94 Real Madrid

Un último cuarto espectacular sirvió al Real Madrid para llevarse el tercer puesto de la Euroliga frente al Fenerbahce por 75-94. El primer cuarto fue para los de Laso, que aprovecharon el inicio dubitativo de los turcos, pero estos se recuperaron en el segundo. El conjunto blanco ganó el tercer período y cerró el partido en el arranque del cuarto. El Real Madrid ya piensa en la Liga ACB.

Nadie esperaba ver la intensidad de la que ambos conjuntos han hecho gala a lo largo de la temporada. Sin embargo, un duelo entre Fenerbahce y Real Madrid siempre es emocionante. Laso quería corregir todos los errores que hicieron que a su equipo se le escapara la final el viernes. El preparador vitoriano, que dejó fuera de la convocatoria a Taylor y Randolph, insistía especialmente en la defensa (encajó 95 puntos en la semifinal). Este encuentro tiene un premio poco valorado, pero al conjunto blanco le interesaba recuperar las sensaciones de cara a la Liga ACB. Así, el Real Madrid se mostró desde el comienzo mucho más activo. El buen nivel nació desde esa circulación rápida de balón que tanto echó de menos en el partido anterior. Consiguieron incluso volver a acertar con los triples (por encima del 50% de acierto en el primer cuarto). Llegamos al entretiempo con 16-24.

Los 9 puntos de Ayón, las 7 asistencias de Campazzo y la movilidad permanente de Rudy explicaban la distancia que el Madrid había conseguido. El Fenerbahce necesitaba una reacción urgente, y su público se encargó de iniciarla demostrando por qué es una de las mejores aficiones de Europa. Entonces comenzó el despertar turco: Melli fue el primero en recuperar su nivel, superando a Thompkins. A la mejora del italiano se unió la aparición de Sloukas dirigiendo el ataque. Las pérdidas lastraban al Real Madrid, frenando su ritmo anotador. Los turcos llegaron a ponerse 32-31 a falta de 4 minutos para el descanso. La entrada de Rudy cortó en cierta medida la sangría defensiva, pero el Fenerbahce ya estaba metido en el encuentro. La peor noticia para los turcos fue la lesión de Vesely, que estrenaba su MVP. El Real Madrid aguantó, no obstante: alcanzamos el descanso con 40-38.


Los de Laso sabían que su gran fortaleza radicaba en la velocidad y en las transiciones rápidas. Seguían sin llegar a su nivel habitual en el triple, por lo que los movimientos en ataque iban a ser fundamentales. Un Gustavo Ayón mucho más participativo que en la semifinal llevaba en el tercer cuarto el peso anotador de su equipo. La mayoría de puntos, sin embargo, llegaban gracias a la intervención de Campazzo, que llegó a 10 asistencias antes de los 25 minutos. La unión entre el argentino y el mexicano, un clásico en esta temporada, dio sus frutos en ataque y en defensa. Aun así, en el aro defendido por el Real Madrid, Guduric y Mahmutoglu sostenían a su equipo para mantener la igualdad en el marcador. Las pérdidas blancas y los pocos rebotes turcos impedían que ninguno de los dos equipos se distanciara en exceso. Terminamos el cuarto 63-69.

Ayón llevaba 30 minutos tirando sin fallo (11 de 11) y Campazzo tenía las mismas asistencias que todo el Fenerbahce junto (12). Salieron en el último cuarto acompañados de Llull, Thompkins y Causeur, y siguieron dominando el ataque. Un 0-15 de salida llevó al Real Madrid a conseguir la máxima diferencia del encuentro (+21, 63-84). El equipo turco echaba mucho de menos la aportación de Sloukas, que no saltó a la cancha hasta que faltaron 6 minutos para el final. La defensa del Fenerbahce estaba muy lastrada por las faltas y por la ausencia de velocidad para parar las ofensivas del Real Madrid. Solo pasado el ecuador del cuarto, con el encuentro casi resuelto, se fueron al banquillo Campazzo y Ayón. Entonces se lesionó además Eric Green, retirado en camilla. El resto del partido tuvo poca historia. Finalmente, el resultado fue 75-94.


Este resultado no tiene demasiada repercusión, pero sirve para poner el broche a una temporada de Euroliga en la que han brillado ambos equipos. El año no acaba aquí para el Real Madrid, no obstante. A los de Laso les toca esta semana doble jornada para terminar la Liga ACB: reciben al Valencia (martes, 21 de mayo, 21:00 horas) y visitan al Gipuzkoa Basket (domingo, 26 de mayo, 12:30 horas).

@_albacg

Deja un comentario