Crónica | RCD Espanyol 2-4 Real Madrid

Karim sacó la chistera

Se confirman las buenas sensaciones que venía dejando el Real Madrid en los últimos partidos con una clara victoria ante el Espanyol. Desde el principio, los blancos –hoy de coral- dominaron el partido, con un movimiento fluido de balón y una presión asfixiante en la salida de balón del rival que propiciaba claras ocasiones para los madridistas. Nada más empezar, Vinícius hacía una jugada individual y hacía el primer tiro a puerta. En el 3’ Benzema, que estuvo espectacular durante todo el partido, hacía el 0-1. Modric entraba en el área, remataba y el rechace de Diego López le caía al francés, que sólo tuvo que empujarla.

          El Madrid no se relajó y siguió como hasta entonces, buscando cuanto antes el segundo gol que le diera la tranquilidad. Y no tardaría en llegar. En el 15’ Kroos sacaba en corto un córner para Modric y el croata centraba al área, donde el capitán madridista cabeceaba al segundo palo haciendo el 0-2. Con este tanto el equipo de Solari levantó el pie del acelerador, buscando sentenciar a la contra. Pero en el 24’ un rechace en el área le caía a Baptistao, que batía con un fuerte derechazo a Courtois. 1-2 y había que volver a empujar. Vinieron entonces los minutos más dispersos del Real Madrid, ayudado por un Gil Manzano que no terminaba de definir el criterio para repartir las amarillas. Sergio Ramos veía una muy rigurosa mientras que Baptistao era indultado tras un codazo a Reguilón.

          Tras esos minutos de duda, el Madrid volvió a coger el mando del partido y en el 45+1’, justo antes del descanso, Benzema seguiría con su recital y haría el 1-3. Vinícius le deja el balón muerto en el área y Karim, con un tiro raso al segundo palo hacía el tercero, segundo en su cuenta particular.


          Al volver de los vestuarios Ramos, tocado tras una entrada de Sergio García, dejaba su sitio a Nacho. El inicio de la segunda parte fue como la mayor parte del partido, un Madrid dominador, que no dejaba margen de maniobra al Espanyol y que pudo hacer bastantes más goles. En el 56’ Modric estuvo a punto de marcar tras una jugada espectacular de Benzema y en el 59’ se cambiarían las tornas y sería Karim el que casi hace el gol después de un pase del actual balón de oro.

          Solari decidía mover el banquillo y en el 64’ metía en el terreno de juego a Bale, que volvía tras una nueva lesión y daba un merecido descanso a Vinícius, al que se le notó la acumulación de minutos. Y no tardaría el galés en ver puerta. Tres minutos después de saltar al campo, Lucas Vázquez le roba un balón a Baptistao, y tras una pared con Benzema, la pelota acaba en Bale, quien con una media vuelta maravillosa, hacía el 1-4 con su pierna izquierda.

          El encuentro parecía sentenciado y acabado, pero en el 71’ Varane vería una tarjeta roja después de hacerle falta a Piatti, siendo el último jugador. La expulsión provocaba que Solari recolocara al equipo sacando a Marcelo en lugar de Luka Modric. Esos últimos minutos el Madrid se descolocó y le perdió el pulso al encuentro. Fruto de ello, en el 82’ Rosales hacía el 2-4 definitivo, jugada que tuvo que revisar el VAR, que finalmente acabó dando como válido el gol ya que Marcelo rompía el fuera de juego señalado previamente por el línea.


          Finalmente la victoria se va para el Bernabéu, y salvo esos minutos finales, el Madrid puede celebrar por fin varios buenos partidos consecutivos, algo que era necesario tanto para los jugadores como para una afición que espera como agua de febrero la llegada de la Champions. Aunque antes habrá que ir a Girona a terminar de rematar la clasificación de la Copa del Rey.

XI del Real Madrid: Courtois, Carvajal, Varane (expulsión, 72´), Ramos (Nacho, 46´), Reguilón, Casemiro, Modric (Marcelo, 76´), Kroos, Lucas V., Vinícius Jr. (Bale, 64´), Benzema.

@boticario_81

Deja un comentario