Contracrónica | Atlético de Madrid 1-3 Real Madrid

Crónica de una resurrección anunciada. No eran nuevos los síntomas de mejoría del equipo de Solari y sí, digo bien, el equipo de Solari, porque Santiago Hernán Solari se hizo cargo de un equipo que estaba muerto y sin alma y desde que lo hizo ha sumado treinta y un puntos, uno más incluso que el Barcelona. Pero mucha parte de nuestra afición se empeña en quitarle méritos al entrenador argentino, que lo único que ha hecho desde su llegada ha sido trabajar y tomar decisiones, que aunque sean impopulares y en muchas ocasiones dolorosas, solo las ha tomado por el bien del equipo y ahí están sus resultados.

Se presentaba el Madrid en el Wanda, donde aún no se había ganado o “vacunado” si le preguntas a Ramos. Partido mucho más que importante, partido clave por lo que significa un derbi, porque se podía asaltar la segunda plaza y porque teníamos que confirmar el buen momento del equipo que llevamos exhibiendo las últimas semanas.


Salió fuerte el Atlético, que con una presión alta dificultaba mucho la salida de balón de los nuestros, hasta que, al cuarto de hora en un córner, comenzaron a salir los traumas que persiguen al Atlético con el equipo blanco. Hasta cuatro defensores saltaron a defender a Sergio Ramos, sabedores del peligro que conllevan los saques de esquina y el camero. Ramos se elevó por encima de todos peinando un balón que llega a Casemiro, que al más puro estilo Hugo Sánchez, define de chilena ante Oblak. Aunque poco nos duró la alegría, ya que tan solo diez minutos después Griezmann ponía el empate definiendo por debajo de las piernas de Courtois un pase magistral de Correa, que previamente había derribado a Vinícius; pero esta vez el VAR decidió que no había que rebobinar tanto la jugada. Debe ser que se les rompió el sistema de marcha atrás tras el gol en Cornellá, donde vimos hasta 10 tomas del robo de balón a Baptistao o de cómo Parejo le limpiaba el balón a Messi en el Camp Nou. En definitiva, jugada gris como le llaman ahora cuando se dan cuenta a toro pasado que era falta clamorosa.

Vinícius era un puñal, Arias no podía con él y reclamaba constantes ayudas a Giménez o Godín, a la delantera atlética ni se la veía ni se la esperaba y Reguilón se estaba consagrando como lateral izquierdo en una plaza complicada. Nuestro centro del campo funcionaba como un reloj y el Atleti parecía que solo podía pararnos a base de patadas y derribos, y en uno de esos derribos llegó una de las jugadas más polémicas del partido. Vinícius es derribado en el área por Giménez, que sí, primeramente, golpea a Vinícius fuera del área, pero el golpe final que tira al ’28’ es dentro del área. El VAR lo revisaba y nos daba la razón. Ramos transformaba (esta vez y ante la entidad del portero, no usó el famoso panenka) y nos daba una ventaja que a la postre sería insalvable para los jugadores atléticos, que marchaban derrotados al descanso.


La segunda parte transcurrió tranquila en lo que a lo futbolístico se refiere, un pequeño sobresalto con un gol anulado a Morata por fuera de juego y poco más. Los jugadores del Atlético más preocupados por “rascar” y golpear a los nuestros que por buscar el empate y Solari, que de tonto no tiene un pelo, decide sacar a Vinícius del partido, darle descanso de cara a la Champions y sacar a Bale, que tiene que recuperar la forma y la confianza. Pues tan solo tardó trece minutos el Expreso de Cardiff en devolver la confianza con un auténtico golazo, cruzando la pelota ante la mirada de Oblak. Tras la celebración, pasados 5 minutos Thomas vio la segunda amarilla y el partido quedó visto para sentencia, mientras la llamada mejor afición del mundo abandonaba el estadio en el minuto ochenta.

XI del Real Madrid: Courtois, Carvajal, Varane, Ramos, Reguilón, Casemiro, Kroos (Ceballos 84´), Modric, Lucas Vázquez, Vinícius (Bale 57´), Benzema (Mariano 89´).


El empate del Barcelona nos deja a seis puntos de la cabeza, situación muy favorable ya que aún tienen que visitar el Bernabéu y queda mucha Liga. Si hace una semana se hablaba del mes que le esperaba al Real Madrid, pasado el primer puerto, nos encontramos con ventaja en la eliminatoria copera, mejor situados en la tabla de la Liga y más cerca del líder y a punto de afrontar la ida de los octavos de la Champions con la moral por las nubes mientras parece que el Ajax se va desinflando; este fin de semana cayó derrotado ante el Heracles y se aleja a 6 del liderato.

Nunca digas de esta agua no beberé, esto aquí no entra, ni des por muerto al Real Madrid.

@HCFanego

Deja un comentario