El camino de Santiago

Hace ya casi dos meses Santiago Solari era nombrado entrenador del primer equipo del Real Madrid y empezaba un duro camino al frente del conjunto blanco. Tras un abrupto comienzo de temporada, donde el equipo había perdido la Supercopa de Europa, el Madrid se situaba noveno en la clasificación liguera y había encadenado cinco jornadas sin ganar logrando en ellas sólo un punto. Además acababa de sufrir una bochornosa derrota ante el eterno rival, y había perdido en competición europea ante el CSKA. Las sensaciones que daba el conjunto merengue eran de un equipo sin ideas y sin espíritu ganador. Se había perdido la esencia del Real Madrid.

La tarea de Solari no era fácil, todo lo contrario. Muchos de los problemas que tendría que solucionar (la gran mayoría en mi opinión) no habían sido causados por el entrenador anterior. Su única experiencia era en  las categorías inferiores del equipo, con un paso aparentemente discreto por el Castilla. No era ni de lejos el candidato preferido por prensa y afición, encontrándose en una situación parecida a la que se había encontrado Zinedine Zidane hacía unas temporadas, pero sin contar con el aura de leyenda que acompañaba al francés.

He de admitir que Solari no era mi principal opción para el banquillo blanco, no por experiencia o cualidades como entrenador, si no por que pensaba que la plantilla necesitaba a un entrenador más duro. En este tiempo he podido ver que estaba bastante equivocado.

Creo que se ha sido bastante injusto con la aportación de Solari al Castilla, aunque cierto es que muchas de las críticas provenían de personas que malamente seguían al filial. Muchos sólo tenían en cuenta la clasificación del equipo de la cantera, sin analizar la dificultad de tener que entrenar un equipo diferente cada temporada con jugadores subiendo del Juvenil y teniéndose que adaptar a una nueva competición con compañeros veteranos con el doble de edad. Creo que en general Solari hizo un buen trabajo con los chicos de “La Fábrica”, haciendo posible que muchos hayan podido dar el salto a primera división.

En estos dos meses, Solari ha hecho que yo cambiase de opinión. Me ha demostrado que tiene más mano dura de la que pensaba, tomando decisiones difíciles como la de sentar a un jugador como Isco. Futbolista que me encanta, pero su nivel ha bajado considerablemente desde su operación de apendicitis y necesita recobrar su cien por cien. Aunque mucha gente piense que con Solari poco ha variado en el equipo, la realidad es que ha hecho cambios que se han notado y mucho. Les dio la oportunidad de demostrar lo que valen a jugadores casi inéditos como Odriozola o Reguilón, que superaron la prueba con sobresalientes. Además, poco a poco ha estado insertando a Vinicius al primer equipo, obteniendo buenas actuaciones de la joven promesa.

Otro cambio que ha hecho Solari es el de el estilo de juego, utilizando más las bandas y dando más verticalidad al equipo, sin sacrificar en gran manera la posesión del esférico. Ha puesto a Bale por el lado izquierdo, pidiéndole más sacrificio en defensa y a la vez obteniendo más aportación en ataque del galés, que había casi desaparecido en el sistema de juego de Lopetegui. Por la banda derecha, Lucas Vázquez ha sido el jugador predilecto en los onces, aportando equilibrio al conjunto y permitiendo que jugadores como Modric no tengan tanto trabajo defensivo en el mediocentro. Este último poco a poco también está recuperando su nivel, junto a Toni Kroos.

Todos estos han sido pequeños cambios que han mejorado poco a poco al equipo, pero quizás la decisión más importante que ha tomado Solari ha sido la incusión en el once de Marcos Llorente. Después de la lesión de Casemiro, la primera solución de Solari fue retrasar a Ceballos, algo que había dado resultado en el partido ante el Celta. Este experimento no dio resultado y terminó con una dura derrota ante el Éibar. Aquí es donde Solari me demostró lo que vale como entrenador. Todos cometemos errores, pero pocos son capaces de darse cuenta y admitirlo. Solari lo hizo, y puso a Marcos Llorente como titular inmediatamente después del fracaso ante el Éibar, en un partido clave ante la Roma jugándose la clasificación.

Riesgo innecesario pensaban muchos, el poner a un chico que malamente había jugado con los dos entrenadores anteriores, pero que dio resultado.  Desde entonces, Llorente ha sido de los mejores del equipo, coronándose como mejor jugador de la final del Mundial de Clubes e inaugurando su cuenta goleadora profesional con un golazo desde fuera del área. Acertar siempre es idóneo pero improbable, equivocarse y saber corregir errores muestra sabiduría y grandeza, y Solari lo ha demostrado.

Ahora que vuelven los rumores de traer nuevos entrenadores inmediatamente en invierno o para la próxima temporada, me gustaría decir que en mi opinión Solari se ha ganado la confianza de seguir al frente de este equipo. Es cierto que aún queda mucha temporada y las notas se pondrán al final, pero hasta ahora, Solari se merece al menos el respeto de confiar en él y no estar ya pensando en traer a otro.

Dos meses después de su nombramiento al frente del conjunto blanco, el Real Madrid es de nuevo Campeón del Mundo, se encuentra en octavos de final de la Champions, octavos de Copa, y vivo en la pelea por la Liga. Además, el equipo ha recuperado la sonrisa, dentro y fuera del campo, y aunque ha habido algún que otro traspié, las sensaciones han ido mejorando poco a poco.

El trabajo que tenía y sigue teniendo Solari, no es fácil, y darle la vuelta inmediatamente a la situación en la que se encontraba el Real Madrid es tarea casi imposible, pero partido a partido Solari ha puesto al equipo en el buen camino. El Camino de Santiago es largo, árduo, con mucho que descubrir. Tiene etapas felices y maravillosas, y otras más duras y frustrantes a lo largo del recorrido, pero lo importante es aprender del trayecto y disfrutarlo, sobre todo cuando uno es campeón del Mundo.

@Roi2bo

1 Comentraio
  1. Francisco Javier Piedrabuena Duque dice

    Te tengo que ser sincero y decirte que no pude leer el artículo hasta hoy y es porque estoy teniendo problemas con Twitter sobre todo con las notificaciones que me llegan a mí sean directas o no y con las que les llegan a l@s que me siguen,me a gustado mucho ya que suelo compartir muchas de las opiniones que das,no sé si sigues pensando lo mismo respecto a Solari,yo creó que debe acabar la temporada y al final ya veremos,en mí opinión los errores que comete el equipo es más debido a los jugadores que al entrenador,en lo de Isco totalmente de acuerdo contigo aunque el día del Villarreal me gustó su juego y su actitud,bueno espero que nos vaya mejor hoy contra la Real Sociedad y gracias por mandarme el artículo y disculpa que no lo pude leer antes,un saludo Roi.

Deja un comentario